Las mascaras

6 min read

Mucho mas que un objeto decorativo, un nexo entre lo simbólico y lo real

La máscara por definición es un objeto que se utiliza sobre el rostro. Puede sujetarse con la mano o atarse, estar hecha de diversidad de materiales y decoraciones y tiene y ha tenido diferentes fines. Arraigada en nuestras creencias, religiones, mitos y ritos, la máscara se ha utilizado en fiestas y ceremonias. Para honrar a los dioses, para invocarlos, para sacrificios, para festejos, para ocultarse…Las máscaras son un símbolo cultural por excelencia. Pero su uso excede lo ornamental y nos hablan de una necesidad del hombre de coquetear con lo simbólico siendo estas un nexo entre lo simbólico, lo religioso, las creencias, el inconsciente y la realidad. 

Forman parte de la historia de la humanidad. Se han encontrado desde hace miles y miles de años, en todo tipo de culturas y regiones. Las mascaras son un objeto de alto valor antropológico y arqueológico. Condensan, en sus pequeñas dimensiones información valiosísima de las culturas de las que surgen. 

Su palabra y terminología anticipa un poco su impronta. La palabra mascara, que deriva del latín “Mascus” hace referencia al fantasma. Pero yendo más allá de lo fantasmagórico podría pensarse que la máscara nos lleva más allá de lo real, de lo tangible y nos transpola al mundo de lo que no se ve: Dioses, mitos, creencias, miedos, deseos, supersticiones. 

Y en esta raíz espiritual se ancla todo el bagaje de máscaras de todo el mundo. La máscara es un punto intermedio entre lo terrenal, lo humano y lo divino. No es un simple objeto, representa un arquetipo colectivo que, según cada cultura, toma forma y color distinto.

Las masaras son arte de una diversidad infinita. Las hay de todo tipo de tamaños y materiales, por lo general típicos de la zona donde nacen.

La mascar como influencia – África: 

Se atribuyen las primeras mascaras realizadas por las diferentes tribus africanas paleolíticas alrededor del 30.000 a.C.  Estas tribus, envueltas en su entorno natural, las realizaban en madera o marfil a veces con agregados de plumas, colmillos, hojas, etc. Solían ser rostros humanos, algo antropomórficos que tomaban rasgos animales como una forma que encontraban quienes las usaban de volverse poderosos y más fuertes. La máscara era una forma también de influir sobre los espíritus que en teoría regían las leyes de la naturaleza. Eran utilizadas en ceremonias de iniciación y ritos, funerales, para seguir el calendario agrícola, etc… 

La máscara como teatro – Grecia y Roma: 

Fue con los griegos, y posteriormente los romanos, que la máscara pasó a tener un uso teatral. Desde un aspecto más consciente y lúdico, el fin era simbolizar y representar de la mejor manera posible los personajes de las obras. Las máscaras comenzaron teniendo un casco y también pelo. Eran realizadas en gran tamaño, de manera de que los actores sean vistos desde lejos. Tenían dos huecos en los ojos y un gran hueco en la boca acentuado de manera tal de aumentar el volumen de las voces. Las máscaras eran sátiras, trágicas o alegres. Y según cada una tenían ciertos detalles. 

Justamente la máscara más conocida es la máscara conocida como la del teatro griego que representan la alegría y la tristeza, emblema del teatro y las artes escénicas. 

La máscara como un viaje hacia el más allá- Egipto: 

En el antiguo Egipto, por ejemplo, las máscaras eran realizadas con el objeto de acompañar al difunto en su viaje en el más allá. Así como las tumbas y sarcófagos estaban repletos de objetos valiosos y de valor para la persona, la máscara era otro objeto que acompañaba al difunto en su viaje luego de la muerte. Por tal motivo las máscaras bebían ser realizadas de la manera más parecida al difunto, de manera que este pudiera ser encontrado. La máscara de Tutankamón fue una máscara emblemática en este tema, de gran valor arqueológico y artístico también, realizada en piedras preciosas. 

La máscara como culto a los muertos:

Sin duda, las máscaras son un símbolo típico mexicano. Reconocidas y valoradas por su gran estética y colorido, es imposible pasar por alto una mascara mexicana y no reconocerla como tal. Ellas han estado presentes desde las culturas precolombinas como parte de los ritos sagrados y culto a los dioses, sacrificios y funerales. También, han tenido un rol muy importante en la tradicional historia de culto a los muertos. Las mascara mexicanas son variadas, usualmente realizadas en madera o materiales preciosos. De vistosos colores pueden llevar piedras, plumas y materiales del lugar. Muchas han sido de animales, seres antropomórficos pero la más conocida es sin duda la máscara de la calavera, la famosa Catrina.

La máscara en el carnaval – Venecia

Fue en Venecia donde la máscara adoptó un rol preponderante ligado a la alegría, al baile y al festejo. Durante los últimos meses del año, Venecia se vestía de carnaval y las máscaras de todo tipo de colores, texturas y diseños, salían a las calles. Su uso en un momento fue tal que se estima que en el siglo XVII durante aquellos meses todos salían a la calle con una, como si fuera un calzado.

Por eso, en la historia de las máscaras, se encuentran condensados miles y miles de años de historia y diversidad cultural. Cada una de ellas encierra una historia de creencias y usos infinitos, siendo mucho más que un objeto decorativo las mascara han sido y son un puente entre lo simbólico y lo real

You May Also Like

More From Author