Francisco de Goya

5 min read

Un artista de acento español

Francisco de Goya es uno de los más emblemáticos artistas españoles. Nacido en el siglo XVII este artista fue autor de centenar de obras entre oleos, murales, grabados y dibujos. Su estilo es distintivo de él y es único con un uso del color inigualable. Sus pinturas se caracterizan por su fuerza y por el nivel de humanidad que transmiten. Ya sea sus retratos, desnudos o temas religiosos, el foco de Francisco de Goya estuvo en mostrar lo real y lo natural sin ideales agregados, subjetividades o mucho menos ideales estéticos o morales. En relación con la moral, justamente para Francisco de Goya el arte estaba emparentado con el deber moral siendo un canal para este.

Francisco de Goya en realidad se llamó Francisco Jose de Goya y Lucientes.  Este aragonés nació en el año 1746 y si bien vivió gran parte de su vida en España, su vida también estuvo en Francia donde murió a sus 82 años. Tan es así que la mayoría de su obra se encuentra albergada justamente en dos de los museos de arte más importante de estos dos países. Por un lado, el Museo Nacional de Prado y, por el otro, el Museo del Louvre. Su estilo fue por momentos rococo, barroco y neoclásico. Y fue famoso por diferentes obras maestras. Entre ellas la conocida “Maja desnuda”, “Levantamiento del 2 de mayo”, “Sagrada Familia con San Joaquín y Santa Ana ante el eterno en gloria” y su serie de “Pinturas negras”.

“La Maja desnuda”

  “La Maja desnuda” es un oleo sobre lienzo que Goya realizó aproximadamente en el año 1800. Si bien inicialmente Goya sólo pensó este cuadro sólo después lo terminó completando con la “Maja vestida”. Si bien en la jerga esta obra fue conocida como “La Gitana”, se estima que es un retrato de la Duquesa de Alba, aunque esto nunca pudo ser confirmado a ciencia cierta. En este cuadro se muestra a una mujer desnuda, relajada y sin tapujos. Mira de frente, sin pudor. Casi que podría decirse que lo importante de esta obra de Goya es que prácticamente es la primera vez que se retrata de esa manera a una mujer real. Ya no se trata de una diosa de la mitología, es una mujer, común corriente, al natural. Sin idealizaciones, con el vello púbico que se le ve y totalmente expuesta. El uso de la luz por parte de Goya es excelente, logrando acentuar las diferentes partes y curvaturas de su cuerpo. En un conocimiento anatómico casi perfecto, nos encontramos con una pintura desafiante y disruptiva para la época. 

“Levantamiento del 2 de mayo”

El “Levantamiento del 2 de mayo” es una obra que alude a la revuelta popular espontánea que se dio en todo Madrid a modo de protesta contra el avance de las tropas francesas. A punto de llevarse al último miembro real de la corona española y por instalarse Jose Bonaparte, la gente se levantó y reveló. Este hecho fue antecesor de la independencia española del año 1808.

En este óleo se observa a un grupo de hombres civiles batallando contra los soldados franceses. Armas, ropajes y caballos se entremezclan en una brutal escena donde se combina movimiento, anatomía y color. A través de sus cuerpos y las expresiones de los rostros de hombres y animales Goya logra ambientar la atmosfera perfecta de aquel día.

“Pinturas Negras”

En la Quinta del Sordo, lo que fuera la casa de Francisco de Goya, se encuentran catorce murales pintados en una técnica conocida como oleo en seco y que se conocen con el nombre de “Pinturas Negras”. Esta es una de las dos series que Francisco de Goya pintó y se caracterizó por su particular temática sombría.

El nombre proviene justamente del predominio de los colores oscuros, ocres y sobre todo negro. Negro como simbolismo de la muerte, el fin y la ausencia de luz. Temas como la desesperación y la soledad que vaticina en la España del siglo XIX. Cuadros como “Saturno devorando a su hijo” o “Judith y Holofernes” a quien mata luego de comer un banquete, son todos temas que en un punto ironizan y ridiculizan a la burguesía española. Diferentes obras de esta serie parecen tener temas dispares, pero se cree en todas Goya buscaba denunciar las miserias del hombre del año 20.

Francisco de Goya es hoy uno de los artistas más reconocidos del arte mundial y sobre todo del arte español. Dueño de un conocimiento anatómico único, así como del color, fue auténtico, osado y gran amante de la historia de su país y de su pueblo natal. Sus pinturas hacen honor a todo aquello y nos cuentan un poco de su personalidad atrevida y original y un poco de la España convulsionada, cambiante y sufriente de aquellos años.

You May Also Like

More From Author