Isla Negra

4 min read

El refugio y obra culmine de Pablo Neruda

Pablo Neruda, el famoso poeta y premio nobel de literatura chileno, llegó a esta casa en el año 1937. Luego de recorrer varios lugares se encontró con esta casa a orillas del océano Pacífico de la cual se enamoró. Esta casa, a la cual apodó “Isla Negra” se convirtió con el paso de los años en su gran obra maestra. Las palabras sobran en este caso, pues cada rincón de este lugar que fue armando con el paso de los años, atesoran sus más grandes inspiraciones. En cada cuarto, en cada pasillo y recoveco, se huele la inspiración que llevó a Pablo Neruda a ser el autor de sus obras más famosas. Enclavada en un lugar único, la casa de “Isla Negra” se ha convertido en una casa museo que permite entender cada una de las pasiones, intereses y colecciones de este artista. También supo poner su ojo estético en la misma construcción de la casa, a la que fue anexando partes y hoy tiene el encanto que tiene.

Descripción

La casa de Pablo Neruda se ubica en Isla Negra, motivo por el cual recibe este nombre. Si bien no se trata de una isla específicamente, así recibe este nombre esta región central de Valparaíso, Chile. Si bien no es la única casa de Pablo Neruda, posee dos más en su mismo país natal, esta es la más famosa y en la cual él dedicó mas tiempo y amor. 

Pablo Neruda fue siempre un amante del mar, desde muy pequeño. Es por eso que esta casa, enfrente del pacifico le permitió dar rienda suelta a su imaginación y su pasión por él. El estilo de la casa alude a un barco. El tipo de dimensiones, los pisos de madera, los techos más bien planos y el estilo en general hacen que al recorrer esta casa uno se sienta en un barco. Basta asomarse por la ventana y ver el mar.

El mar resultó siempre enigmático y desafiante para Pablo Neruda. Es una imagen literaria a la cual recurrió en varias ocasiones en sus poemas y esta casa que inicialmente se llamaba “Las gaviotas” fue apodada luego así. Una isla con un mar fuerte, grandes rompientes y rocas negras.

Este lugar fue la inspiración y centro de sus variadas colecciones. Es por eso que hoy es un museo abierto al público en donde se puede conocer sobre la vida del artista y sus gustos. “Isla negra” atesora tesoros de todo tipo. Colecciones de caracoles, pipas antiguas, mascaras, mascarones de proa y barcos en miniatura entre otras.

Historia

En el año 1937 este escritor y poeta se encontró con “Isla Negra”. En aquel momento era en realidad una simple casa de rocas que pertenencia a un navegante español que había terminado allí producto de un naufragio. “Las gaviotas” su nombre original, fue cambiado a “Isla negra” una vez que fue comprada por este. Con el tiempo, y junto a su tercera mujer, Pablo Neruda fue construyendo y habitando esta casa. Le unió una torre, una chimenea, un anexo en forma de vagón de tren, la maravillosa habitación matrimonial con ventanales al pacifico, sus colecciones, etc…  

Esta reconstrucción le llevó años y años, dinero y tiempo. Pero sin duda su ADN se encuentra plasmado allí. 

En épocas de la dictadura chilena la casa fue expropiada y no se permitía ingreso alguno a ella, finalmente con el tiempo volvió a sus manos originales. Tanto la tumba de Pablo Neruda como la de su mujer Matilde Urrutia se encuentran en “Isla negra” sin duda el lugar que eligieron para vivir y disfrutar de sus últimos años y su paso a la eternidad.

A los años, el gobierno Chile le otorgó el título de Monumento histórico Nacional en los años 90. Pablo Neruda fue uno de los más grandes escritores de la lengua hispanohablante y ciertamente de Chile. Sus obras fueron traducidas a infinidad de idiomas, y pueden citarse algunas como “Veinte Poemas de amor y una canción desesperada” y “Los versos del Capitán” entre otras. Tanto “Isla negra” la cual se puede recorrer hoy personalmente, como el legado artístico dejado por Pablo Neruda representan un tesoro único para la historia de la cultura latinoamericana.

You May Also Like

More From Author