Cándido López

5 min read

El artista de las batallas

Cándido López fue uno de los mas distintivos pintores de la Argentina. Fue parte de nuestra historia. No solo por su participación en la guerra de la triple Alianza contra Paraguay, sino por su labor como artista y retratista. Fue testigo de una guerra clave para la historia de nuestro país y con sus lápices y anotador en mano se dirigió a combatir voluntariamente en la guerra para luchar y para pintar. Fue el gran artista de esta batalla, al que Mitre le pidió que se ocupara de documentar diferentes escenas. Para mostrar al mundo lo que pocos lograrían ver, sobre todo en esa época, en donde recién se estaba en los albores de la fotografía, la pintura y el dibujo seguían siendo la primera vía de documentación de estos eventos históricos. Su obra permitió por su nivel de detalle, de realismo y por su distintivo estilo panorámico, mostrar el detrás de escena de esa guerra y de toda una época.

Su vida

Cándido López nació en el año 1840 en Buenos Aires y desde muy joven fue muy clara su vocación y capacidad artística. Nuestro país y su interior fue el lugar donde pudo aprender y nutrirse de los más bellos paisajes y personas. De hecho, su primer cuadro “Mendigo” y autorretrato. Durante algunos años se dedicó a hacer retratos. Al principio en Mercedes, provincia de Buenos Aires, donde vivió por un par de años y luego por diferentes lados de la Argentina. Retrató al presidente Bartolomé Mitre y a diferentes personajes de la época. Su participación en la Guerra contra el Paraguay hizo que perdiera una mano en plena batalla, desde allí se lo conoce como el manco de Curupaití. Su regreso de la guerra no fue fácil. Cándido López había perdido la mano derecha la cual dedicaba a su gran pasión, la pintura. Pero a paso firme y tranquilo reeducó su mano izquierda para volver a pintar y lo logró. Cándido López se dedicó a lo largo de su vida a seguir pintando. Se casó, tuvo doce hijos y vivió del campo y de pintar. Hubo épocas de penurias económicas, motivo por el cual le escribió a Mitre, quien le tenía mucho afecto desde su participación en la guerra. Así el gobierno argentino compró 29 de sus obras que hoy se preservan en el Museo Nacional de Historia. Cándido López siguió pintando hasta su muerte en el año 1902. 

Sus batallas

Entre los años 1865 y el año 1870 Cándido Lopez participó en batallas de gran importancia para nuestro país de la guerra del Paraguay o Triple Alianza. En esta guerra en la que Argentina se alió con Brasil y Uruguay contra Paraguay, Cándido López fue soldado y combatió durante esos años. De ese período bélico surgieron las más famosas de sus obras.

Sus cuadros

Muchas de sus obras se preservan en el Museo Histórico Nacional de la Argentina, en San Nicolas y en San Antonio de Areco entre otros. Entre sus pinturas más famosas esta: “Desembarco del Ejército Argentino frente a las trincheras de Curuzú” (1891), “Después de la batalla de Curupaití” (1893), “Trinchera de Curupaití”, “Soldados paraguayos heridos, prisioneros de la batalla de Yatay” (1892), “Invernada del ejercito oriental”, entre otras…

Su estilo

En sus cuadros, Cándido Lopez supo plasmar todo sobre la vida durante la guerra y las batallas. Con un estilo descriptivo y realista el retrataba grandes escenas de batallas. Para tal motivo solía utilizar grandes lienzos apaisados, que le permitía lograr una escena detallada, minuciosa y como de vista de pájaro.  Hombre luchando desde una perspectiva cuasi que aérea, desplegados en diferentes paisajes. Pero sus retratos no acababan allí, y también retrataba mucho de sus desplazamientos, sus campamentos y la vida cotidiana de los soldados. Su estilo pictórico y la forma en la que abarcaba también a las personas y los detalles, lo ubican dentro de lo que fue la pintura naif. Un dibujo sencillo, simplificado y claro. Que no por eso dejaba de mostrar cantidad de detalles y realidades.

Su obra tiene un gran valor histórico y monumental puesto que resultó un medio excelente para retratar esos años y dicho conflicto bélico. Sus cuadros, grandes y apaisados, nos permiten entender como se vivió la guerra en aquel entonces. El antes, el durante y el después. La trinchera, la vida en el campamento, los momentos de batalla, los momentos de ocio. Nos dio detalles de los campamentos, de los prisioneros de guerra, y aun del paisaje desolador que quedaba después de la batalla. Pintó escenas diurnas y nocturnas y fue un sobreviviente de la guerra. No obstante, en sus cuadros no se vislumbra emotividad alguna, sino que son objetivos y descriptivos. Con una sencillez, claridad y tranquilidad absoluta mostró escenas de una guerra que le fue muy violenta. Un resiliente y un gran artista que nos dejó la historia argentina.

You May Also Like

More From Author