Conociendo a Ernest Hemingway a través de su obra

5 min read

Ernest Hemingway (1899-1961) fue uno de los más grandes escritores de la historia y de la literatura americana. Su obra es una de las más reconocidas del arte literario. Ganador de varios premios, Ernest Hemingway fue autor de grandes clásicos que nos permiten entrever quien era el escritor detrás de esta obra. Comenzó como periodista en el periódico Kansas City Star, pero la vida hizo que a corta edad tuviera que ir a la guerra. Participó en la Primera guerra mundial, la guerra civil española y la segunda guerra mundial. El componente bélico de su vida, lo que allí aprendió y sufrió, se ven reflejado en el espíritu de su obra. “El río de los corazones” es uno de sus primeros cuentos, autobiográfico, en el que cuenta lo vivido y lo sentido en la guerra. He aquí un recorrido por tres de sus clásicos.

“Fiesta”

Considerada la primera obra de Ernest Hemingway esta obra, escrita en el año 1926, trata sobre la generación de jóvenes que provenían de las guerras y específicamente del periodo de entre guerras: primer y segunda guerra mundial y guerra civil. Los temas de las armas, la guerra, la caza, la naturaleza y la música estuvieron presente en la obra de Hemingway, porque fueron parte de su vida. Fueron parte de su crianza junto con sus padres, su madre fue música y su padre le inculcó el amor por la naturaleza. El aspecto bélico fue producto de su vida y avatares de joven. Él fue de esa generación. La de los jóvenes que tenían que rehacer su vida luego de los traumas y las heridas de guerra siendo a veces muy jóvenes. Reinsertarse a una sociedad de posguerra que no siempre dimensionaba lo que habían visto esos ojos. Justamente esta novela reata a través de sus protagonistas que atraviesan una serie de fiestas madrileñas, los pormenores de las relaciones, los desamores y la reinserción a la sociedad.

“Por quién doblan las campanas”

Con un título inspirado en una meditación de John Donne mundialmente conocida como “No man is an island…” En el que se refleja que somos todos pedazos de un continente y de la humanidad. Si un hombre muere, algo de mi también …. “And therefore, never send to know for whom the bell tolls; It tolls for thee”. Entonces no preguntes por quién doblan las campanas, doblan por ti. 

Esta novela del año 1940 relata la historia de Robert Jordan, profesor que participa en la guerra civil española como especialista en explosivos. ¡Qué labor tan lejana para la vida de un ser intelectual! En esta novela las vivencias de Hemingway se entremezclan con temas centrales como el fanatismo, la camaradería, el suicido y el concepto de nosotros ligados con otros. La muerte de un hombre me disminuye…dice la meditación…como muchas veces le sucedió a Hemingway en la guerra. Trata el tema del suicidio, casi anticipatoriamente a cómo iba a morir su autor.

“El viejo y el Mar”

“El viejo y el mar” es una de las más grandes novelas de Ernest Hemingway. De hecho, este relato escrito en el año 1952 le valió el premio Nobel de Literatura. Se trata de una obra sencilla, nostálgica y profunda. Cuenta la historia de un pescador que vivía en la Habana. El típico pescador entrado en años, ya más de ochenta, con la piel curtida y con las arrugas en la piel de quien lo ha visto todo. Pescador de toda la vida y de alma también, este viejo pensador vive un mal momento. Sumido en la pobreza, hace tiempo que ya no pesca. La mala racha lo persigue y nada trae en sus redes cuando vuelve a la costa. Sumido también en la mala fama y en la tristeza, sale en barco a probar suerte. Y si que la tiene. Pesca un gran marlín con quien lucha como si fuera joven otra vez. Los años que le dieron esa pericia no le recordaron que la sangre del pez podría atraer a tiburones. Quienes se devoran su presa. Santiago vuelve cabizbajo a la costa, sumido en la desesperanza y el desaliento.

Ese pez era su reivindicación. Ya nadie confiaba en él y mismo su aprendiz Manolín había dejado de seguirle. Las horas que permaneció en el barco fueron horas en las que Santiago revivió su vida, su vejez, la soledad, la añoranza de su gran aprendiz Manolín y otros temas muy profundos de la condición humana. Una bella obra que nos muestras la doble faceta de Hemingway: el cazador y el pensador.

La obra de Hemingway es exquisita, breve, tenaz y sólida. Trata temas humanos y mundanos con una realidad y crueldad objetiva de periodista que las vivió en carne propia.

You May Also Like

More From Author