Sebastião Salgado

5 min read

Fotografiar para la paz

Sebastião Salgado, el fotógrafo brasileño que a través de su cámara leica   y de sus conmovedoras fotografías en blanco y negro capta la atención del espectador y moviliza el corazón del mundo entero. Inteligente, sagaz, viajante y aventurero, en sus viajes por los cinco continente este artista contemporáneo ha mostrado al mundo las realidades más lejanas y cotidianas al mismo tiempo. Ha sido antropólogo de las diversidades culturales, testigo de las mas crudas realidades y poeta de las mas bellas escenas. La obra de Sebastião Salgado ha tenido una recepción tan importante que en el año 2001 Unicef lo declaró embajador. 

Es que el nombre de Sebastião Salgado está asociada a la cultura de la paz, del respeto y de la diversidad cultural. Llevó con su lente a la condición humana y toda su profundidad, a primer plano. Ha sido galardonado con infinidad de premios, pero sin lugar a duda el más conmovedor es el que recibió en el año 1982 de la Fotografía Humanitaria.

El principio de su camino

Sus primeras elecciones vocacionales lo llevaron al rumbo de la economía. Nació en Brasil en el año 1944, estudio economía y dedicó los primeros años de su carrera a ello. Pero lentamente, y de manera autodidacta se fue inclinando a la fotografía para dedicarse formalmente a ello desde sus 29 años. En Paris fundó su propia agencia, luego de haber pasado por la prestigiosa Magnum: Amazonas Images.

Amazonas Images

El nombre de su agencia habla un poco de su doble espíritu. El corazón y la obra de Sebastião Salgado se encuentra dividido en dos. Por un lado, su pasión por la fotografía. Que lo llevó a recorrer más de 100 países y por el otro lado su amor por el su Brasil natal, el amazonas y su biodiversidad. Vocación a la que se dedica de cuerpo entero actualmente forestando como legado familiar a esta hacienda de Minas Gerais. 

Primera etapa: Fotografía

Con su cámara leica Sebastião Salgado recorrió los cinco continentes y más de 100 países. Sus imágenes tienen un sello inconfundible. Son fotografías blanco y negro. La persona como protagonista. Suele retratar lo mas crudo de la realidad humana. Ha sido fotorreportero de infinidad de guerras, migraciones y pobreza en general. Es verdad que en sus fotos hay algo de poético, aun en las mas crudas imágenes. Pero el objetivo suyo no es banalizarlo, como a veces ha sido criticado, sino mostrar la profundidad de la condición humana, y la belleza de la unicidad que nos une como humanos en esta tierra. Cabe mencionarse grandes obras publicadas por salgado y editadas por su mujer, como “Éxodo”, “La sal de la tierra”, “Genesis” y “Otras Américas”.

En muchas de sus fotografías abundan retratos de diversas etnias. Con sus ropas típicas y sus majestuosas pinturas. En ellas Sebastião Salgado muestra la diversidad cultural y espiritual que abunda nuestra tierra. Los ángulos que utiliza son interesantes dejando la sensación al observador de lograr ver la realidad de siempre desde un punto de vista distinto.

Otras imágenes son mas crudas, sobre todo cuando nos muestran la guerra, el hambre y le desnutrición y las migraciones como en “Éxodo”.

Es ese ojo agudo y su capacidad artística que lo convirtieron en embajador de la paz, viajando por el mundo con su cámara hizo visible lo invisible.

Segunda etapa: “Hacienda Bulcao”

Luego de recibir en herencia una estancia de su familia en Minas Gerais Brasil, Sebastião Salgado decidió dejar, luego de tantos años de cruda realidad, un poco de lado la fotografía y dedicarse de lleno al medio ambiente. Con el nombre de lo que actualmente dirige con su esposa el “Instituto Terra”, ha logrado de esta hacienda que recibido desbastada y en plena sequía, recuperar la zona y crear un ambiente de biodiversidad. Plantaron miles y miles de plantas de las cuales 297 son especies nativas de la zona brasileña. En estas más de 700 hectáreas logró sentar un modelo de cuidado por la tierra único.

Sebastião Salgado es un amante del planeta tierra. Fiel defensor de la diversidad humana y de la biodiversidad. Sentó bandera con cada una de sus dos pasiones: la fotografía y el medio ambiente. Hoy, con sus 79 años es un referente mundial del respeto, la paz y el cuidad hacia todo lo que nos rodea. Dueño y autor de las fotografías más conmovedoras y dueño de un pedazo de la tierra que no dice que todavía puede ser sanada.

You May Also Like

More From Author